Noticias

Cómo ser más creativos

           Autor: Camila Siqueira

La creatividad puede ser desarrollada a través de diferentes ejercicios. ¿Sientes que eso de la creatividad no es para ti porque no tienes un perfil “artístico”? Eso son sólo mitos. Aprende a desarrollar tu potencial creativo a través de distintas herramientas. ¡Descúbrelas a continuación!


Lee también
» Cómo hacer que tu equipo aporte ideas
» ¡Mejora tu rendimiento cerebral!
» Actitudes docentes que anulan la creatividad de los alumnos

Los perfiles creativos son muy valorados en el mercado laboral, ya que ser creativo no es diseñar un súper afiche sobre una banda de rock o poder escribir los versos más emocionantes. Naturalmente esto es parte de la creatividad, pero ésta también es la capacidad de resolver algo de una manera distinta (cualquier cosa que ese algo sea, y ya sea del ámbito profesional o de la vida cotidiana). Descubre cómo ser más creativo a través de los 6 tips que te dejamos a continuación.

 

6 claves para desarrollar la creatividad

1 – Confía en tu potencial creativo

Lo primero que tienes que desterrar es la idea de que tú no eres creativo, ya que esto no es así. Todas las personas pueden ser creativas, y para desarrollar esta característica solo tienen que poner a prueba su ingenio. Para esto empieza por dedicarle un rato al desarrollo de tu creatividad a través, por ejemplo, de “dejar volar la imaginación”. Piensa en cualquier tema que te interese y trata de verlo desde distintos puntos suprimiendo el razonamiento lógico.

 

2 – Sé curioso

La curiosidad es uno de los pilares de las mentes creativas. Si no te surgen dudas sobre nada difícilmente querrás salir a indagar y buscar respuestas, por lo que no estarás desarrollando tu capacidad creativa. Prueba desde mirar más películas y menos televisión hasta asistir a más exposiciones, escuchar distintos estilos musicales u observar todo lo que pasa en la ciudad a tu alrededor, entre otras actividades. Ser curioso frente a lo que sea te ayudará a querer saber más sobre eso y esto irá generando nuevas ideas que beneficiarán tu creatividad.

 

3 – Descarta lo de las “buenas y malas ideas”

Presta atención a todas las ideas que te surjan y anótalas realizando lo que se conoce como “brainstorming” o lluvia de ideas. Cuando realizas este ejercicio debes anotar todo lo que se te cruza por la mente, por más absurdo que te pueda parecer. En otra etapa ya descartarás las que te parecen un disparate y trabajarás las que consideras viables; pero en un primer momento, anota todo sin restricciones.

 

4 – Utiliza la teoría de los “6 sombreros”

La teoría de los 6 sombreros sugiere que cada problema puede ser analizado desde 6 puntos de vista distintos, dependiendo “del color del sombrero” con el que se lo mire. Bajo el sombrero blanco debes ser objetivo y neutral, bajo el negro debes analizar todo con cautela, bajo el rojo puedes dar rienda suelta a tus emociones, bajo el amarillo solo puedes ser optimista, bajo el azul debes ser sumamente responsable y el verde es justamente el de la creatividad, dónde puedes tener cualquier pensamiento. Aunque claro está, todos los puntos de vista ayudarán a desarrollar tu potencial creativo, ya que con cada color sesgas el problema a determinada solución.

 

5 – Lee ficción

Todo el conocimiento sirve para aumentar la creatividad, pero las historias de ficción -o más bien de ciencia ficción- resultan ideales para abrir la mente hacia nuevas perspectivas. Claro está que cuando las lees no puedes cuestionar nada, ya que se trata de una ficción tal como el nombre lo dice y si el autor dice que en su cuento los elefantes rosados vuelan, tú no puedes dudar de que existan elefantes rosados que además, vuelan.

 

6 – Genera el estado creativo

Crea un espacio donde puedas relajarte y cuentes, por ejemplo, con diversos juegos. Jugar es una excelente manera de potenciar la creatividad, por eso las empresas más exitosas a nivel mundial como Google tienen múltiples espacios de juegos en sus oficinas. Crea tú también este tipo de espacios en tu hogar o por lo menos en un rincón de tu cuarto y dedícate a estar allí dejando libre tus pensamientos. Después, claro está, anota todo tal como vimos en el punto 3, ya que si no te olvidarás de la mayoría de las ideas. Pablo Picasso solía decir “Cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando” y éste es realmente el desarrollo del espíritu creativo, ya que si esperas a tener “la gran idea” cruzado de brazos sin buscarla… es probable que las mejores que se te puedan ocurrir pasen de largo y ni las veas.



Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.