Noticias

5 detalles que no debes revelar en tu trabajo

      
Fuente: Fotolia

Si bien con tus compañeros de trabajo pasas la mayor parte del tiempo en tu día a día, y por más buena relación que puedan entablar, existe una serie de cuestiones del mundo laboral con las que debes ser discreto. Si bien también debes ser transparente y honesto, el exceso de información que brindas puede jugarte en contra. Conoce los 5 detalles con los que es mejor ser reservado en el trabajo.


Lee también
» 10 claves para impulsar el liderazgo femenino
» Cómo salir del estancamiento profesional
» 4 tips para gestionarte en el trabajo
 

 

5 detalles que no debes revelar en tu trabajo

 

1 – Te van a ascender

El entorno laboral es distinto al entorno social fuera de la oficina, por lo que por más bien que te lleves con tus compañeros, si te van a ascender debes guardar la información hasta que se haga oficial y más si serás el jefe de quienes hasta el momento son tus compañeros. Además también debes cuidar lo que revelas a nivel personal (sobre todo con aquellas personas con las que tienes menos relación) ya que cualquier información puede ser usada en tu contra en el futuro; pero esto no quiere decir que abandones el humor y la humildad, ya que éstas características nunca las deberías perder.

 

2 – Eres el preferido del jefe

Tener una buena relación con el jefe puede resultar muy productivo, pero también puede jugarte en contra en lo que a tus compañeros respecta. Si bien puedes convertirte en su mano derecha, procura hacerlo por tus talentos y aptitudes para el trabajo y no por ser el “alcahuete” del jefe; ya que si es así tus compañeros te lo harán sentir. Además, tómalo de forma natural y no presumas de tu posición de privilegio.

 

3 – Cuánto ganas

Las empresas deberían ser transparentes en cuanto a la política salarial, pero la verdad es que esto no siempre es así y muchas se basan en criterios subjetivos (como el amiguismo) a la hora de fijar los sueldos. Ya sea que estés conforme o disconforme con tu sueldo, no te servirá de nada estar revelándolo ni investigando cuánto ganan los demás; y al contrario esta indiscreción también puede pasarte factura. Si lo que quieres es un aumento, la manera es comunicarlo de forma privada a tu jefe y no vociferarlo entre todos tus compañeros (pero cuidado, si se lo pides a tu jefe concéntrate en las razones por las que crees que mereces un aumento, pero nunca lo compares con los demás).

 

4 – Cuestiones de tu vida privada

Lo que haces fuera de la oficina pertenece a tu ámbito privado y ser demasiado transparente con respecto a tus gustos no es una buena estrategia. La vida laboral, como ya dijimos, se rige con otras normas y es necesario mantener un perfil profesional serio. En cuanto a esto, cabe destacar que se debe ser cuidadoso con lo que se comparte en las redes sociales y más si no tienes las opciones de privacidad activadas y el contenido que subes puede ser visto por cualquier persona.

 

5 – Estás en busca de un nuevo trabajo

Es completamente válido que si estás desconforme con tu trabajo te pongas en plan de encontrar algo mejor; pero esto nunca lo debes revelar en tu entorno profesional, ni a tus jefes ni a tus compañeros. También ten cuidado de no hacerlo desde la computadora de tu trabajo, esto podría “saltar” y es un error que podría llevarte a perder tu actual empleo.



Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Redactora fanática de la comunicación, la música, la radio y desde un tiempo a esta parte, también de las series

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.