Noticias

Cómo son los Working Dead o zombis laborales

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock
La famosa serie de televisión “The Walking Dead” puede haber llegado a tu oficina a través de la figura de los “Working Dead” o zombis laborales. Descubre las características de estos compañeros o jefes poco o nada colaboradores que complican el trabajo del resto.


Tal como describe el artículo del portal Expansión, los “working dead” se comportan de forma autómata, se limitan a realizar sus tareas sin profundizar demasiado en ellas, se creen seguros en sus puestos y perjudican la productividad del resto del equipo.


Los zombis laborales existen en todas las empresas y equipos de trabajo, porque además son en general muy hábiles y el hecho de andar por las sombras conlleva que nadie les preste atención. A menudo los puedes ver en el escritorio de un compañero hablando “de la vida” o de los demás, metidos en su Smartphone todo el día o con un rostro serio frente a la computadora, como si estuvieran compenetrados en una tarea muy importante.


Esas son algunas de las formas en las que se comporta un working dead o zombi laboral, quienes además suelen quejarse de que están muy ocupados o encontrar casi que cualquier cosa para manifestar su descontento.


Lo cierto es que luchar contra esta especie no es nada sencillo, ya que en general saben camuflar muy bien su ineficacia y sus pocas ganas de trabajar. Como destaca el artículo de Expansión, “los más evolucionados han conseguido ganarse la confianza del jefe y se pegan a él como sanguijuelas haciendo, en muchas ocasiones, el trabajo sucio del que el líder no se quiere responsabilizar”.


Consultado por el mencionado medio, el socio fundador de 2C Consulting (una consultoría española de network y de gestión de RRHH), José Manuel Casado, advierte que este tipo de trabajadores “aparentan estar siempre muy ocupados”, y el resto del equipo poco puede hacer para que los “zombis” no saquen ventaja.


Los working dead suelen radicarse y propagarse en empresas que cuentan con sistemas poco eficaces de evaluación, en las que los jefes prácticamente no se fijan en el desempeño de los empleados y en ocasiones, tal como explica el profesor del departamento de dirección de personas de la Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresas (Esade) en España, Ceferí Soler, “Muchas veces el jefe es el gran zombi, alguien que ya no tiene interés por su trabajo y menos aún por el de sus empleados”.


Por su parte, el profesor de grados y posgrados de la escuela de negocios y economía española Deusto Business School, Esteban Vicente Cruz, explica que este tipo de personajes suele sobrevivir en la oficina a pesar de reorganizaciones y hasta de cierre de empresas, debido a que son “maestros de la supervivencia”.


“Pasan desapercibidos, por lo que la dirección tiende a actuar o intervenir con quienes concentran la atención en el trabajo, en un sentido o en otro. Su comportamiento es tóxico pero no conflictivo, suelen quedarse en un segundo plano. No se meten en problemas, pero sí pueden instigarlos, por lo que su impacto es más profundo y a largo plazo provocan tensiones que la dirección debe hacer frente”, explica el experto.


Además, Casado de 2C Consulting lamenta el hecho de que “casi siempre cuando en un equipo hay alguien muy productivo, el jefe suele sobrecargarle porque sabe que podrá con todas las tareas que se le encarguen. Y, en el momento en el que haya que prescindir de alguien un buen responsable no echará al trabajador y sí al zombi. A no ser que éste último esté tan bien relacionado que sea improbable su despido.”.


Por su lado, el portal INC describe los 6 tipos de zombis que te puedes encontrar en la oficina. Descubre cómo actúan y cómo protegerte para sobre todo, no infectarte tú también.


1 – El zombi de la hora menos


Suelen terminar una hora antes que los demás y quedarse “agitando” el ambiente, mientras los demás tratan de seguir con su trabajo. Ordenan papeles, miran por la ventana o simplemente distorsionan… porque como ya sabemos, a los working dead no les gusta trabajar.


2 – El zombi chismoso


Adoran el chisme de oficina y cada vez que tengan la oportunidad van a ensuciar a un compañero. Típico de los trabajadores poco talentosos, que como no destacan en su tarea embarran la de los demás.


3 – El zombi egocéntrico


Les encanta ser el centro de la oficina y generalmente están buscando todo el tiempo la atención de los demás, ya sea hablando alto o haciendo cualquier cosa que implique robarse toda la atención (menos destacar con su buen trabajo).


4 – El zombi pesimista


Todo alrededor de este tipo de trabajador es pesimismo: sus quejas y cuestionamientos son constantes, cosa de todos los días. Transmite mucha negatividad a todo el equipo, el que puede terminar completamente desmotivado.


5 – El zombi sobrado de tiempo


Siempre existe en este tipo de working dead una excusa para llegar tarde o salir corriendo de la oficina, con breaks eternos para almorzar, tomar un café o lo que sea que le permita estar lejos de su escritorio y tarea.


6 – Zombi cero


Este tipo de zombi laboral tienen inteligencia y talento, pero no sigue (o por lo menos no pueden seguir) un plan de trabajo. Son poco eficientes e inconstantes en su tarea, y es probable que en muchas ocasiones sean los que lleven al resto del equipo al caos generalizado.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.