Noticias

Errores en WhatsApp que podrían dañar tu imagen profesional

      
Fuente: Shutterstock

Ya sea que compartes grupos con compañeros de trabajo en WhatsApp o que te comunicas de manera individual con ellos o con colaboradores, socios o jefes, cuidar cómo te manejas en esta red también es importante para no dañar tu imagen profesional. Conoce los errores más comunes en WhatsApp que pueden jugarle en contra a tu imagen.


El portal Trabajo y Personal ha recopilado una lista de acciones que los usuarios pueden tener en WhatsApp y tal vez sin darse cuenta pueden jugar en contra de la imagen profesional de un trabajador. Chequéalas a continuación para no caer en estos errores.


8 errores en WhatsApp que pueden dañar tu
imagen profesional


1 – Comunicarse fuera del horario de trabajo

Tanto si eres jefe como si eres empleado, enviar mensajes que tengan que ver con lo laboral fuera del horario de oficina resultará tedioso para los demás. Por más que sepas que el receptor de tu mensaje pasa horas en la App, no debes invadir el tiempo libre del otro y los asuntos de trabajo deben quedar dentro del horario de trabajo.


2 – Comunicarse casi exclusivamente por allí

Por más que el WhatsApp sea un método de comunicación muy efectivo y que con las nuevas funcionalidades que van agregando  cada vez se vuelva más fácil comunicarse por allí, el cara a cara para resolver ciertos asuntos es fundamental. Asimismo, esta regla también se aplica con los mails: por muy buenos que sean, existen emociones y demás recursos como el tono de voz y el énfasis en el mensaje que se pierden fácilmente en este tipo de comunicación.


3 – Hablar sobre temas sensibles

Los temas socialmente sensibles o que pueden ser motivo de conflictos tales como política u orientación sexual no debes compartirlos en un grupo de trabajo. Tal vez tú pienses que se trata de una broma muy divertida, pero nunca sabes a quien puedes estar ofendiendo (y sobre todo si no tienes suficiente confianza con cada integrante del grupo). Por más pacato que puedas parecer, es mejor no engancharse en temas que puedan herir sensibilidades. Piensa que si ciertos chistes no los haces con todos tus compañeros cuando están viéndose las caras, tampoco valen para WhatsApp.


4 – No responder mensajes importantes


Si estás en tu horario laboral y se comunican contigo por WhatsApp por un tema estrictamente laboral, y además es un asunto importante, debes contestar los mensajes; salvo que previamente hayas “prohibido” este medio para comunicar cuestiones de trabajo. Si no puedes dedicarle un tiempo suficiente a la respuesta, basta con que notifiques a tu interlocutor que estás ocupado y más tarde verás el asunto, pero no dejes los ticks de “visto” y quedes mudo porque esto te haría ver poco profesional.


5 – Confundir los destinatarios


Esto sucede con más frecuencia de la esperada, y realmente puede resultar bochornoso. Si estás enviando algún tipo de contenido inadecuado ten mucho cuidado que no caiga en las personas equivocadas. Si tus colegas o jefes han quedado en los primeros lugares en la lista de conversaciones, verifica bien que eso que estás enviando (y claramente no tiene nada que ver con el trabajo) no caiga en sus manos.


6 – Un tema aparte: las fotos de perfil


Si bien el WhatsApp es un medio de comunicación personal y cada uno tiene derecho a decidir que foto poner allí, la presencia en las redes no debe ir en contra de la imagen que quieres transmitir como profesional. En este medio puedes activar la opción de que tus fotos sean visibles solamente para tus contactos, pero si no tienes esta configuración activada, procura que tu foto sea más bien normal. No vamos a especificar qué foto de perfil sería inadecuada y podría manchar tu imagen porque eso ya es un tema de sentido común.


7 – Ser demasiado fan de los emojis


Los emojis son un recurso más para comunicarse y se han ganado su respeto y lugar al punto de que en 2015 el prestigioso diccionario Oxford eligió un emoji como la palabra del año (precisamente, la cara que llora de risa); pero a pesar de que está permitido usar los emoticones para las interacciones profesionales, ser demasiado “fan” de este recurso te hará ver más bien poco profesional, sobre todo en las comunicaciones más formales.


8 – Tener faltas de ortografía o errores gramaticales

Las faltas de ortografía y sobre todo el exceso de errores o el confundir palabras muy comunes no debe ser aceptado con naturalidad en un profesional; y lo que tiene WhatsApp es que al ser un medio donde gran parte de la comunicación se genera en textos, los errores ortográficos quedan evidenciados. En esto influye también la rapidez con la que los usuarios se comunican a través de la App, por lo que si dudas de una palabra y vas a enviarle un mensaje a tu jefe o a tus colegas, consulta primero un diccionario y revisa nuevamente el texto antes de apretar enviar.



Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Redactora fanática de la comunicación, la música, la radio y desde un tiempo a esta parte, también de las series

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.