text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Características de los buenos docentes

      
Fuente: Shutterstock

Ser un buen educador implica más que transmitir el conocimiento a los alumnos y que cumplir con lo pautado por los programas para impartir clases. Los estudiantes recuerdan toda la vida a un gran profesor, ya que de cierta manera éste los “marca” en la construcción de su futuro. La mayoría de los docentes alrededor del mundo tratan continuamente este tema y en general se ha llegado a un consenso sobre las claves que identifican a un buen maestro. Conoce a continuación 7 características de los buenos docentes.

 

Lee también
» El país deberá enfrentar nuevos retos para mejorar la enseñanza del inglés

 

1 – Tienen vocación


El docente debe amar su trabajo. La vocación es fundamental para enseñar a los demás de manera efectiva; ya que si el maestro no está motivado mientras dicta clases no logrará captar la atención del alumno.

 

2 – Son empáticos


La empatía logra que los maestros puedan llegar a todos sus alumnos, ya que un alumno no es visto como parte de un número sino como una persona a la que se está educando

 

3 – Se ganan el respeto de sus alumnos


Los buenos docentes son queridos y respetados por todos los estudiantes, y no porque le teman  sino porque lo aprecian por los conocimientos positivos (académicos y extra académicos) que éste les ha enseñado. Los maestros que son queridos por sus alumnos consiguen tener autoridad sin infundir temor.

 

4 – Son pacientes


Los buenos maestros cultivan la paciencia, un don necesario para poder lidiar con estudiantes y grupos conflictivos sin perder la cabalidad ni el foco de su trabajo. Los profesores pacientes quieren comprender al alumno y no deshacerse de éste cuando surgen los problemas.

 

5 – Toman al alumno como un ser individual


Si bien cuando se imparten cursos se hacen para una clase en general y no para cada alumno de forma individual, el buen maestro logra identificar aspectos específicos de cada estudiante para poder impulsarlos en las habilidades o poder orientarlos en las dificultades propias de cada uno.


6 – Desarrollan la curiosidad y creatividad de los alumnos


Estimular a los alumnos en un pensamiento analítico, curioso y creativo es una de las tareas que realizan los buenos maestros. Esto viene dado con impulsar el crecimiento personal de cada estudiante y el afán de superación, ya que desarrollando la creatividad de cada alumno los maestros estarán ayudándoles a encontrar la gran habilidad que cada uno posee.


7 – Se capacitan


Estudiar toda la vida acerca de lo que estamos haciendo es clave para no quedarnos obsoletos; y en áreas como la educación, donde las nuevas tecnologías obligan a plantearse nuevas formas de enseñanza y aprendizaje, es fundamental que el maestro continúe capacitándose para poder transmitir conocimiento de calidad a las nuevas generaciones de alumnos. Además todo indica que el modelo tradicional de enseñanza-aprendizaje dejará de existir tal como lo conocemos, por lo que los docentes deberán “reaprender” de forma constante su tarea.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.