text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo pasar el verano en la oficina

      

Si no te has podido ir de vacaciones y tienes queafrontar el verano en la oficina, a continuación presentamos una serie de recomendaciones para intentar que el trabajo sea más llevadero. Pensar en estar tumbado en la playa escuchando el ruido de las olas es justamente lo que no debes hacer. Erradica estos pensamientos de tu mente y sigue concentrado en el trabajo: ya vendrá tu tiempo de disfrute. Mientras tanto, toma nota de los consejos a continuación para sobrevivir de la mejor manera a los días de oficina en verano.


Lee también
» Consejos para combatir el estrés en el trabajo
» 5 Tips para evitar que el trabajo domine tu vida
» ¿Cómo mantener la motivación en tu trabajo?


1 - Piensa en las ventajas

¿Todavía no te has tomado vacaciones? Bien, con respecto a esto hay dos pensamientos que puedes tener. Uno es el de lamentarte porque te has quedado trabajando mientras muchos están disfrutando; pero el otro es alegrarte porque aún tienes tus días libres para tomarlos en otro momento. ¡Escoge la mentalidad positiva! Además, el estar trabajando en verano tiene otros pros, como la posibilidad de trasladarte más fácil porque hay menos tráfico en la ciudad o el terminar las tareas pendientes (e incluso adelantar) porque hay menos compañeros en tu área (es decir, menos interrupciones o distracciones).

 

2 - Crea un ambiente agradable

Es necesario que el ambiente en la oficina sea agradable para que no estés pensando todo el tiempo en que te gustaría estar en una terraza al aire libre disfrutando de una brisa oceánica. Si afuera el calor es un infierno, piensa en lo afortunado que eres al poder estar en una oficina con el aire acondicionado que te mantiene fresco durante todo el día. Pon una planta cerca y lleva licuados de fruta natural. Estas cuestiones están en parte asociadas al tiempo libre y te permiten un descanso mental que te ayudarán a relajarte algunos minutos cada jornada.

 

3 - El mejor momento para muchas cosas

Como ya mencionamos, durante el verano hay menos gente en la oficina, y esto quiere decir que es una época ideal para aprovechar el tiempo y hacer aquello que no resulta cómodo cuando están todos. Aprovecha para limpiar tu escritorio, tirar los mil papeles que has guardado en vano, renovar tu espacio de trabajo con nuevas imágenes y frases de motivación, planificar nuevas metas (pero no comenzarlas hasta no tener bien planeado todo), escuchar música de verano (a un volumen adecuado para la oficina) y estar un poco más relajado que lo habitual en el silencio de la empresa.

 

4 - Haz planes para después del trabajo

Estar trabajando durante el verano no es nada grave, ya que aunque no te hayas ido de vacaciones puedes de todas maneras disfrutar de los múltiples planes que ofrece la ciudad en esta época. Claro está que no te irás a acostar al amanecer; pero nada te impide dar un paseo nocturno que termine temprano, realizar cada día una rutina de ejercicios para oxigenar el cuerpo y la mente, salir a cenar o planificar cualquiera de las actividades que te gustan. Aunque tengas que trabajar en verano puedes aprovechar el resto de las horas del día para reunirte con tus amigos y familia y pasarla bien.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.