text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

5 reglas para preparar un examen

      
Fuente: Shutterstock

Los períodos de examen pueden ser momentos muy agotadores y de buena cuota de estrés para los estudiantes. Son momentos donde se deben redoblar los esfuerzos para poder cumplir con lo que estuvo más flojo durante el año, y las horas de sueño pasan a ser el bien más atesorado. Para quitar algo de tensión a estos momentos y no dejar que el agotamiento físico y mental te domine, conoce y aplica las 5 reglas de oro para preparar exámenes.


5 reglas para preparar un examen



1 – Reúne todo el material

Evita agobiarte estando a último momento atrás de los materiales que necesitarás para estudiar y en cambio reúne todo el material necesario obligatorio y el complementario que vayas a necesitar. Este es el primer paso para organizarte.


2 – Establece un cronograma de estudio

En este sentido lo primero es comenzar con tiempo para poder asimilar el conocimiento de forma paulatina y no pretender después en una semana entender todo. Establece una rutina regular de estudio en la que planifiques con anterioridad de qué hora a qué hora estarás dedicado al estudio. Esto te ayudará a organizar el resto de tu vida porque además del examen deberás seguir viviendo. Tú sabrás si te rinde más el día o la noche para estudiar, pero preferentemente e independiente del horario, estudia siempre en las mismas horas para que el cuerpo y la mente se acostumbren a la rutina de los días de examen.


3 – Prioriza las materias más difíciles

Si tienes muy pocos días de diferencia entre un examen y otro no te quedará otra opción que preparar más de una materia a la vez. Si este es el caso, prioriza las más difíciles dedicándoles más horas de estudio. Trata de “liquidar” todos los temas de la materia que más te cuesta para que después, cuando ya la hayas aprendido, te quede solo el repaso un par de días antes del examen.


4 – Encuentra tu método de estudio más eficaz


Existen diversos métodos de estudio, tales como el subrayado, los esquemas, los mapas mentales, los resúmenes o el grabarte y escucharte repitiendo la lección entre otros. Encuentra el método que a ti más te rinda pero no te quedes únicamente en él. Lo mejor es que puedas alternarlo con otros para no aburrirte fácilmente.


5 – Descansa lo suficiente y aliméntate bien


Agotarte no es buena idea ya que para que el cerebro asimile y procese conocimientos debe estar despierto y alerta. Olvídate de dormir 4 horas al día: en los períodos de examen es cuando mejor descansado tienes que estar para poder soportar todo el exigente ritmo de estudio. Dormir bien es tan necesario como que tomes descansos durante la jornada de estudio, separando unos minutos cada una hora. Aprovecha para tomar aire o para ver un poco de luz natural unos 5 minutos cada hora para volver recargado a concentrarte en el estudio.

La alimentación también juega un papel fundamental: no comas por demás ni dejes de comer. Equilibra tus alimentos incorporando los alimentos que te ayudan a rendir más en los estudios a tu dieta cotidiana.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.