text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

5 Tips para evitar que el trabajo domine tu vida

      
Foto: Universia
Foto: Universia

Hay momentos en que el trabajo demanda muchas horas diarias de dedicación por distintos motivos. Si bien es cierto que hay que ser flexibles y mostrar disponibilidad a la empresa ante casos especiales, no es bueno que las personas cambien sus actividades sociales y familiares por las laborales habitualmente.

Lee también
» Consejos sobre empleo
» Consejos para trabajar en el área que estudiaste
» Consejos para buscar tu primer trabajo 

 

Dejar de lado la ida al gimnasio, las salidas con amigos o la pareja con la excusa del trabajo, a la larga te saturará y eso se notará en un bajo desempeño laboral.

 

Para evitar que esto ocurra, sigue estos 5 consejos:

1 – Prioriza  tu familia y amigos

Ir al cine, cenar o ir a un bar con amigos es una buena opción para demostrarles que pese a las largas jornadas de trabajo ellos importan en tu vida. Si notas que entre semana se te hace posible organizar una salida, debes aprovechar los fines de semana para desconectarte 100% de tu trabajo.

2 – Ponte límites

Debes ponerte límites y dejar de revisar constantemente desde tu Smartphone los correos electrónicos de tu trabajo o hacer llamadas laborales. En tu tiempo libre ocúpate de ti mismo. Si te cuesta desconectarte del trabajo evita salir con el celular o prender la computadora en tu casa.

3 – Tómate vacaciones

No esperes a tomar tu licencia según la actividad en la empresa. Descansa cuando lo necesites. No es necesario tomarte todos los días juntos. Puedes pedir unos pocos días y volver renovado y con más energía.

4 – Piensa en ser flexible

Si tu empresa lo permite y sientes que debes bajar el ritmo del trabajo o necesitas estar en tu casa por algún motivo, háblalo con tu jefe y pídele un horario flexible o trabajar unos días desde tu casa.

Algunos estudios concluyeron que hay trabajadores que se sienten más cómodos si trabajan en sus hogares y eso repercute favorablemente en su rendimiento.

5 – Ser consciente que nadie es indispensable

Las personas no son indispensables en sus trabajos y las empresas no irán a quiebra si un día debes faltar al trabajo. Si debes faltar y no puedes retrasar tus tareas, habla con tu jefe para capacitar a un compañero y que pueda reemplazarte en estos casos.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.