text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Cómo pedir un aumento de sueldo?

      
Fuente: Shutterstock

Antes de pedir un aumento debes estar tranquilo y seguro de que sea ese el momento y el lugar adecuados. Los nervios sólo te hacen ver como alguien inestable y poco merecedor de ese premio. Elimina la tensión, deja de lado la arrogancia para animarte a solicitar tu primer aumento de sueldo.

 

 

Lee también


» Universia Panamá FACEBOOK 

 

» Visita nuestro portal de BECAS

 

 

Elije el mejor momento

Es importante ser consciente del momento que está atravesando no sólo el país donde habitas sino la empresa en la que trabajas. Intenta buscar una fecha donde se conjuguen tu primer año de trabajo y el buen pasar económico de la compañía.

 

 

Anticipa el pedido con tu jefe

Si bien es importante hablar personalmente este tema, puedes enviar antes un correo electrónico anticipando el motivo de tu reunión o aprovechar cruces en el pasillo o ascensor para comentar al respecto.

 

 

Piensa en una cifra

La mayoría de los empleados va a pedir un aumento demandando un monto específico de dinero. Esto puede generar rechazo en tu jefe e incluso puedes salir perdiendo ya que el empleador puede considerar ostentosa tu solicitud. Primero plantea el tema para luego negociar una cifra que se acerque a lo que tenías en mente.

 

 

Habla en positivo

Caer en determinados lugares comunes en cuanto a argumentos no te generará resultados. Evita hablar de cosas como tu responsabilidad o puntualidad ya que esos aspectos no califican como méritos sino como deberes. Busca resaltar todo lo que haya sido producto de tu trabajo, sin temor a adjudicarte los logros de la empresa que te correspondan.

 

 

No te compares

Compararte con los demás es una actitud por demás infantil. Incluso habla mal de ti y mejor de tus compañeros. Ni los logros ni los fracasos ajenos deberían incidir en el salario mensual que percibes. Solo céntrate en ser mejor y conseguir lo que quieres por tus propios medios.

 

 

Busca una alternativa

Muchas veces las empresas proponen como contrapartida un plan B alternativo. Se puede tratar de una bonificación puntual, de regalos o cursos de capacitación. Rechazar este ofrecimiento puede sonar soberbio, por lo que te conviene aceptar la propuesta y seguir intentando más adelante. Recuerda que todo suma


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.