text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Infografía: El futuro de los MOOCs

      
Muchas universidades que ofrecen MOOCs no lo tienen como prioridad y, por eso, terminan creando cursos a distancia sin ningún diferencial. Foto: Universia
Muchas universidades que ofrecen MOOCs no lo tienen como prioridad y, por eso, terminan creando cursos a distancia sin ningún diferencial. Foto: Universia
¿Sabés qué son los MOOCs? MOOCs son "massive open online course", o sea, cursos online elaborados por grandes instituciones que pretenden alcanzar un gran número de estudiantes. Por más que la ideología por detrás de los MOOCs sean excepcionales, la investigación NMC Horizon Report: 2014 Higher Education Edition, publicada a principios de este año, muestra que también poseen problemas.
 
 
Lee también:
 
 
 
  
El concepto de los MOOCs surgió en 2008 con George Siemens y Stephen Dowens y, en los últimos años, han dominado el área de la en educación a distancia. La posibilidad de estudiar de acuerdo a tu ritmo, gratis y con flexibilidad de horario es atractivo para el nuevo perfil de estudiantes. Universidades mundialmente renombradas como Harvard crean sus propias plataformas de cursos online y están atrayendo cada vez a más personas.
 
Miríada X, por ejemplo, es una de las plataformas que ofrece cursos en español de instituciones iberoamericanas. Sin embargo, esa "masificación" de los MOOCs hizo que se perdieran algunos de los principales líneamientos como proyecto original. De acuerdo a los creadores, estos cursos deberían ser un lugar de intercambio de conocimientos e incentivo a debates. Este tipo de intervención, además de ofrecer una nueva experiencia de aprendizaje, ayudaría a desarrollar un compromiso de los alumnos con los cursos online.
 
Muchas universidades que ofrecen MOOCs no lo tienen como prioridad y, por eso, terminan creando cursos a distancia sin ningún diferencial. Udacity, una de las plataformas más conocidas, recientemente publicó que solamente el 14% de los estudiantes efectivamente terminaron el curso. Además, muchos estudiantes ven a los MOOCs como una alternativa de formación universitaria.
 
Originalmente, el público objetivo de estos cursos eran personas ya recibidas y activas en el mercado laboral que deseaban actualizarse o especializarse en un área específica. En tal caso, es importante que las universidades sepan la importancia de ofrecer cursos que no disminuyan el papel de una graduación, y sí puedan traer más contenido para los profesionales actuales. Por eso, es importante que los MOOCs vuelvan a focalizarse en la idea de los creadores del proyecto para no perder la originalidad.
 
Las universidades necesitan preocuparse con la calidad de los cursos que elaboran y los alumnos deben buscar MOOCs que sirvan como un complemento para sus formaciones, y no cursos que sustituyan la graduación.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.