text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Respuestas que nunca debes dar a tu jefe

      
<p>Por más bien que te lleves o por mucho que “odies” a tu <strong>jefe, nunca pierdas de vista que es la persona que te paga el sueldo</strong>, por lo que mantener un buen balance a nivel profesional y personal es clave para que la relación funcione. En este aspecto <strong>existen ciertas respuestas o frases que nunca debes decirle</strong>.<br/><br/>Existen cuestiones que no debemos decir o revelar en nuestro entorno laboral, como por ejemplo si estás buscando otro trabajo o quejarte siempre de lo que te incomoda. Y aunque tengas<strong> muy buena o muy mala relación con tu jefe, no siempre debes abrir la boca para decir lo que piensas</strong>. <br/><br/><br/><br/><strong>Respuestas y frases que nunca debes decir a tu jefe</strong><br/><br/><br/><strong>1 – No lo sé hacer</strong></p><p>Si tu jefe te pide algo y a ti te compete, resuélvelo; y <strong>si no sabes pide ayuda para lograrlo</strong>. En parte tu tarea es encontrar soluciones y no crear nuevos inconvenientes, aunque si se trata de algo que no te habían explicado y tú no aseguraste saber es lógico que busques que alguien te oriente. <br/><br/><br/><strong>2 – No tengo tiempo</strong><br/><br/>Si lo que te encarga tu jefe tiene prioridad, entonces hazte tiempo. <strong>Si lo consideras, deja otra tarea de lado o incluso pregunta si alguien más puede ayudarte</strong>, y mantén a tu jefe al tanto de las decisiones que tomaste para poder cumplir con lo que te pide (más si se trata de que vas a relegar otra tarea). <br/><br/><br/><strong>3 – No lo haré</strong><br/><br/>No es buena idea darle la negativa a tu jefe cuando te pide algo, salvo que tengas tus buenas razones y argumentos para hacerlo y se los sepas comunicar. <br/><br/><br/><strong>4 – Este error no me compete</strong><br/><br/>Claro está que no vas a asumir los errores de otro, pero contestar algo como “este no es mi problema” o “este error no me compete” <strong>solo te hará ver pedante e instalará la incomodidad en el ambiente</strong>, igual que la mayoría de puntos anteriores. Si no es tu error, explícalo, pero de buena manera y sin desprestigiar a ningún colega. <br/><br/><br/><strong>5 – Hablar mal de un compañero</strong><br/><br/>Hablar mal de los demás tiene muchos puntos negativos, y <strong>si cometes este error con tu jefe lo mínimo que pensará es que no puede confiar en ti y que eres mal compañero</strong>. Por bien que te lleves no pierdas de vista que tu jefe no es tu amigo, y si confía en ti entonces mantente a la altura de las circunstancias y actúa de manera profesional no siendo un generador de conflictos.</p>
Fuente: Shutterstock

Por más bien que te lleves o por mucho que “odies” a tu jefe, nunca pierdas de vista que es la persona que te paga el sueldo, por lo que mantener un buen balance a nivel profesional y personal es clave para que la relación funcione. En este aspecto existen ciertas respuestas o frases que nunca debes decirle.

Existen cuestiones que no debemos decir o revelar en nuestro entorno laboral, como por ejemplo si estás buscando otro trabajo o quejarte siempre de lo que te incomoda. Y aunque tengas muy buena o muy mala relación con tu jefe, no siempre debes abrir la boca para decir lo que piensas.



Respuestas y frases que nunca debes decir a tu jefe


1 – No lo sé hacer

Si tu jefe te pide algo y a ti te compete, resuélvelo; y si no sabes pide ayuda para lograrlo. En parte tu tarea es encontrar soluciones y no crear nuevos inconvenientes, aunque si se trata de algo que no te habían explicado y tú no aseguraste saber es lógico que busques que alguien te oriente.


2 – No tengo tiempo

Si lo que te encarga tu jefe tiene prioridad, entonces hazte tiempo. Si lo consideras, deja otra tarea de lado o incluso pregunta si alguien más puede ayudarte, y mantén a tu jefe al tanto de las decisiones que tomaste para poder cumplir con lo que te pide (más si se trata de que vas a relegar otra tarea).


3 – No lo haré

No es buena idea darle la negativa a tu jefe cuando te pide algo, salvo que tengas tus buenas razones y argumentos para hacerlo y se los sepas comunicar.


4 – Este error no me compete

Claro está que no vas a asumir los errores de otro, pero contestar algo como “este no es mi problema” o “este error no me compete” solo te hará ver pedante e instalará la incomodidad en el ambiente, igual que la mayoría de puntos anteriores. Si no es tu error, explícalo, pero de buena manera y sin desprestigiar a ningún colega.


5 – Hablar mal de un compañero

Hablar mal de los demás tiene muchos puntos negativos, y si cometes este error con tu jefe lo mínimo que pensará es que no puede confiar en ti y que eres mal compañero. Por bien que te lleves no pierdas de vista que tu jefe no es tu amigo, y si confía en ti entonces mantente a la altura de las circunstancias y actúa de manera profesional no siendo un generador de conflictos.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.